Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Acerca de la misión del alma

Edgar Cayce, el psíquico norteamericano más prominente del siglo XX, se sintió reticente a asumir su misión. Le llevó varios años reconocerse como psíquico y solo se aceptó cuando comprobó la veracidad de sus lecturas psíquicas y cómo ellas beneficiaban a los demás. El ejemplo de Cayce muestra algo muy habitual: la misión del alma se despliega a través de la vida y no suele ser clara desde el comienzo. 

Algunos buscadores espirituales esperan que su misión les sea revelada con precisión al inicio de su búsqueda. Creen que una vez conocida, las circunstancias les serán propicias y que, si están alineados con la misión, el éxito y las habilidades necesarias se manifestarán con facilidad. Nada más alejado de lo que podemos observar en la vida. La misión –como hemos dicho– no siempre resulta clara, las circunstancias no siempre son propicias, el éxito puede pasar desapercibido y las habilidades necesarias para cumplirla no siempre fluyen con naturalidad. Para sostener lo afirmado, puedo cita…

Huna: el camino del Pacificador

Huna es una palabra hawaiana que quiere decir, entre otras cosas, ‘oculto’, en el sentido de algo que no se puede ver o comprender a simple vista. El Huna es un sistema de vida y un camino psicoespiritual de aplicación universal que se basa en una cosmovisión particular, una filosofía práctica de la vida, una psicología muy útil y algunos métodos efectivos para acceder a la dimensión espiritual. En futuras notas abordaré diferentes aspectos de este sistema. Aquí quiero referirme a su sustento: el paradigma del pacificador. Para lidiar con las vicisitudes de la vida, existen básicamente dos caminos: el del guerrero y el del pacificador. El del guerrero –el más utilizado y difundido– es un camino de lucha contra todo lo que se interpone en el paso: ideas adversas, enfermedades, estados de ánimo indeseados, etcétera. Todos sabemos que, en nuestra cultura, la reacción habitual y automática frente a los obstáculos y los conflictos –ya sean internos o externos– es la de luchar. Luchamos con as…